Vacaciones viajeras y trabajo intercalado.

por Eugenio Moliní

El sábado comienzan mis vacaciones, que este año serán viajeras e intermitentes ya que tengo un par de trabajos que hacer por el camino. Subiremos en coche por Europa hacia Suecia sin prisas y sin etapas prefijadas, aunque hay algunos hitos.

Ljusdal desde Kolsvedjaberg

Cuando lleguemos a Suecia, dejaremos a Lucas (mi hijo de 18 años) en su casa en Estocolmo y pasaremos unos días con Viveka y Helmut. Viveka es una muy buena amiga y compañera de formación en Terapia Gestalt en los 80. Viveka decidió con el cambio de siglo dejar el ajetreado mundo de la emprededuría y Estocolmo para irse a vivir en Ljusdal,  (“valle de la luz”), a unos 500 km al norte de Estocolmo. Dejó Perlan – Dialog och Ledarskap, la empresa de consultoría que había montado, para abrir una consulta de psicoterapia. Viveka acostumbra a retirarse a un vacío fértil unas semanas cada año. El año pasado se fue 40 días a un convento de monjas de clausura en Irlanda. Otros sitios en los que ha estado de retirada ha sido un ashram en la India y Esalen en California.  Hace muchos años que no nos vemos más que en momentos robados entre trenes en la estación o el aeropuerto de Estocomo cuando hemos coincidido que ella llegaba y yo me iba, o viceversa.

Pasaremos un par de días con Marco y Monica en Estocolmo, que son mis anfitriones habituales cuando estoy en Estocolmo. Sobre Marco, que es el director de formación de la Cruz Roja Sueca y uno de los profesores más creativos que conozco, he escrito en estas dos entradas: “Poner la otra mejilla” y “Desde subtopia 4“.

Estocolmo a vista de satélite

El 16 tengo una reunión en Estocolmo con Jenny Ottner, de la Agencia Sueca de Protección de la Naturaleza. Son clientes habituales con los que he trabajado ya seis años en diversos proyectos. Esta vez se trata de un proyecto de “Green Procurement” que traduzco como “Compra Verde” o “Proveeduría Verde” Este proyecto tiene como objetivo la armonización de las políticas de compra del sector público en los países ribereños del Báltico en el tema del uso de las cláusulas verdes en los contratos para exigir a sus proveedores que tengan políticas de reducción del impacto de sus actividades en el medio ambiente. Proyecto interesante si los hay, al que me dedicaré durante septiembre.

Como siempre, mi papel es el de diseñar y facilitar el proceso de trabajo y las reuniones entre los actores y, dado que es un proceso multi-socios, ayudarles a ponerse de acuerdo en las Condiciones de Contorno.  La diferencia entre un proceso participativo y un proceso multi-socios es que en el primero hay una instancia o parte a la que se le reconoce, aunque sea a regañadientes, el poder y facultad para definir la Condiciones de Contorno que enmarcarán el proceso

Formaciones calcáreas en Lergrav, Gotland

participativo. Por el contrario, en un proceso multi-socios no existe esa instancia o parte u organización, por lo que hay que negociar todo desde el principio antes de sentarse a trabajar en los contenidos. En este caso hay ya unas directrices de la Unión Europea que las partes han aceptado, lo  que acelerará el trabajo preliminar.

El 17 tenemos billetes de ferry  para cruzar a Gotland, una isla en mitad del Báltico, en donde estaré enseñándole a Sílvia los rincones en los que he pasado tantos veranos desde los 80. Cogemos el Ferry de vuelta el 22.

El 23 llegamos a Helsingborg. Por el camino pasaremos por Ales Stenar,  sitio mágico y de poder como pocos, de la

Ales Stenar

misma categoría que Montserrat.

Los días 24 – 26, ofrezco en Helsingborg el taller “Genuine Participation” del que he escrito en la entrada anterior “Principios Generales de la Participación Genuina” Esos días viviremos en casa de Greta Rask y Göran. Conocí a Greta cuando ella formaba parte del mejor equipo de consultores internos en desarrollo organizacional que he conocido. Trabajaban en ASDI, la Agencia Sueca de Cooperación y Desarrollo. Trabajé con ellos en muchas ocasiones, y es con ellos que descubrí las excelencias del trabajo en tándem entre consultores internos y consultores externos. De la colaboración entre consultores internos y externos he escrito en “El espacio interno del consultor interno” y en “consultores internos y consultores externos”. Greta es ahora consultora artesana, trabajando sobre todo con multinacionales suecas. Y en otra escala, también es profesora de yoga.

Desde allí bajaremos tranquilamente por Europa para llegar a casa a más tardar el 31 de agosto.

Procuraré no atender el blog, aunque si me entra el mono, escribiré algo. Si no, hasta septiembre.