Retirada antes de la acción

por Eugenio Moliní

Camino de Estocolmo para la reunión de trabajo de dos días sobre la que escribí en estas dos entradas aquí y aquí. Tenemos a 30 participantes confirmados de Suecia, Finlandia, Estonia, Polonia, Alemania, la Comisión Europea, el Comité de Helsinki y otros organismos internacionales. Aún no sabemos si Dinamarca, Letonia, Lituania y Rusia mandarán representantes.

El objetivo de la reunión es operacionalizar en tres pasos la Estrategia de Desarrollo Equilibrado y Sostenible para el Báltico que la Unión Europea ha formulado:

  1. hacer un inventario de los problemas de residuos y vertidos tóxicos que tiene el Báltico
  2. priorizar entre éstos en base a unos criterios que vienen definidos en la estrategia
  3. en base a estaqs prioridades elaborar una propuesta de proyectos de intervención y, en la medida de lo posible definir el país que será responsable de cada proyecto y los que de alguna forma colaborararán en el mismo. 

Los resultados de la reunión serán presentados ante la Comisión Europea para su aprobación y financiación.

Habiendo hecho todo lo posible por preparar y diseñar la reunión, he llegado al punto en el que cualquier intento de mejorar los aspectos técnicos y el diseño de la reunión supondría probablemente una sobre-preparación e irían en detrimento de su eficacia y eficiencia.

Por eso estoy en la fase de “retirada antes de la acción”. En esta fase suelto los aspectos técnicos y procuro centrarme en la actitud, que básicamente consiste en confiar en que los participantes se apoyarán en el diseño que los propietarios y yo hemos hecho para auto-organizarse según sus intereses, sus conocimientos y la autonomía que sus respectivas organizaciones les hayan otorgado para esta ocasión.

Para mantener esta actitud de confianza y transmitírsela a los participantes, me apoyo en los cuatro principios que Harrison Owen, figura central de la intersección entre management y espiritualidad, formuló cuando se inventó los Open Space Technology Meetings:

  1. Empecemos cuando empecemos, será el momento adecuado.
  2. Vengan los que vengan, serán las personas adecuadas.
  3. Suceda lo que suceda, será lo mejor posible.
  4. Acabemos cuando acabemos, será el momento adecuado.

La transparencia a la hora de comunicar las Condiciones de Contorno, el diseño minimalista de la reunión y la actitud que estos cuatro principios ilustran, son las bases sobre las que se asienta toda reunión genuinamente participativa. Iré escribiendo sobre cómo se van desarrollando las cosas a lo largo de la semana.

Anuncios