¿Sirve Open Space Technology para tomar decisiones en grupos grandes?

por Eugenio Moliní

Entré en contacto con la Tecnología del Espacio Abierto – OST en 1998 en Estocolmo. Tanto me gustó la metodología para llevar reuniones que dos meses después me fuí a Londres para participar en varias reuniones de este tipo y aprender a usarlo. Me colé en las reuniones para el desarrollo estratégico del Tower Hamlets College y Birgit Williams de Dalar International me dejó hacer mis pinitos para entrenarme. Desde entonces he diseñado y facilitado unas 50 reuniones y procesos participativos con la metodología OST.

Harrison Owen, el que se inventó la OST, decidió aprincipios de los 80 no registrar su invento ni protegerlo bajo copyright. En este sentido es un precursor de todo lo que hoy en día ha evolucionado en Creative Commons y Copyleft. Gracias a su generosidad, la metodología Open Space ha evolucionado en varias direcciones, como por ejemplo las Desconferencias y los BarCamp. Esta última es la que se usó en el GobCamp España en Cornellá hace diez días, en donde hice una intervención contando mi perspectiva sobre el manejo de las resistencias al introducir en las organizaciones jerárquicas el funcionamiento en red .

Desde que me vine a España hace año y medio he oído reiteradamente la misma reserva con respecto a la metodología OST: no sirve para tomar decisiones. La he oído entre consultores activos en todos los ámbitos (público, privado o ONGs) y con especialidades varias.

Mi experiencia es que sí que se puede usar la OST para tomar decisiones en grupos grandes. La reunión más grande que yo he facilitado y que llevó a decisiones estratégicamente importantes para la organización fué de 80 personas. Mi experiencia es que las decisiones tomadas en OST siempre son innovadoras, despiertan el entusiasmo y el compromiso de los presentes y son implementadas sin resistencias.

Pero hay que verlo para creerlo ya que va en contra de todo lo que hemos aprendido de que las decisiones eficaces son tomadas por los jefes, asesorados por expertos, en el mejor de los casos tras haber escuchado a los subordinados (o en su caso, los políticos a los ciudadanos). Pero pocos se lo creen ya que pocos han tenido ocasión de verlo y vivirlo. Yo sí que he tenido ocasión de hacerlo en varias ocasiones.

La experiencia de acompañar a un grupo elevado de personas desde la comunicación transparente de las Condiciones de Contorno hasta la toma de decisiones sobre la estrategia de la organización, en un proceso durante el cual conservan su autonomía, es transformadora para los individuos y para la organización.

Quizás sea este potencial transformador el que muchos intuyen, les asusta, y prefieren recurrir a métodos más dirigidos e intervencionistas.

Yo, que he tenido la suerte y el privilegio de haber sido testigo y facilitador en varias ocasiones de procesos de este tipo, no puedo más que animar a los consultores que se dedican a la participación a aprender a diseñar reuniones y procesos participativos en Open Space que desemboquen en decisiones estratégicas. Después de haberlo hecho les costará volver a su forma habitual de trabajar. Caso de que quisieran, cosa que dudo.

Este mayo será en Berlín el 18 World Open Space on Open Space WOSoOS. Animo a todos los interesados a participar y así empaparse de la filosofía OST y aprender la metodología.