Guía rápida ante las decisiones éticamente dudosas

por Eugenio Moliní

Si tienes dudas sobre lo ético de una decisión que urge tomar, plantéate cuatro preguntas. Si respondes que sí a las cuatro … ¡Adelante!

  1. ¿Te sentirás a gusto contigo mismo si la tomas?
  2. ¿Puedes contársela a la persona que más te quiere mirándola a los ojos?
  3. ¿Estás dispuesto a ser entrevistado sobre la decisión?
  4. ¿Es legal? (o si no lo es ¿Estás dispuesto a pagar el precio si te pillan?)

Durante la crisis de los 90 escuché a Tomas Brytting plantearle una variante de tres preguntas al equipo directivo de un banco. Me tomé la libertad de reformularlas para que me sirvieran a mí y a mis clientes.