Despegando el 2010 de trabajo

por Eugenio Moliní

A medida que se acercaba el día 6, cuando tenía previsto empezar a trabajar, me iba dando cuenta de que quería darme unos días más de vacaciones. Me han venido muy bien ya que las fiestas navideñas descansar del trabajo pero en lo personal son emocionalmente intensivas ya que en unos pocos días se concentran un montón de emociones que a veces me agotan.

Los días que han pasados desde el 6 me han servido para reconectar conmigo y tímidamente acercarme a la tarea estratégica de este año que comienza: seguir sembrando y cuidar lo sembrado en el año pasado.

Alguno de los proyectos que me ocupan esta primavera son: