2009 año de siembra y boda

por Eugenio Moliní

Mientras que el 2008 fué un año en el que me  dediqué a desbrozar el terreno poniéndome al día en España tras 30 años en Suecia, el 2009  ha sido un año de siembra. Me he movido mucho para dar a conocer mi trabajo y por casi todas partes donde he ido ha despertado interés. He conocido a gente superinteresante que consideran que los proceso de participación genuina que propongo tienen un valor específico y distinto de lo que se ofrece por aquí. Muchos son los que me han apoyado desinteresadamente, orientándome en este nuevo mercado, hablando de mí en sitios a los que yo no tenía acceso y presentándome a personas interesantes. La lista sería larga. Vosotros sabéis quiénes sois. Mi deuda es grande.

Algunos han ido en su apoyo mucho más allá de lo operativo y también me han alentado y aguantado en los momentos de desánimo: 

Estas cinco personas son las que me han animado a escribir. Su insistencia ha dado frutos. En junio comencé este blog, y en diciembre me he puesto a escribir el libro que estaba gestando desde desde hace unos años. Mi plan es que salga a finales del 2010.

El 2008 desbrozar. El 2009 sembrar. Y el 2010, va a ser año de cuidar los brotes, de regarlos y de quitar las malas yerbas para que no estorben su cecimiento. También he de tener paciencia para no caer en la tentación de recolectar antes de tiempo. Creo que para que lo sembrado madure habré de esperar al 2011 para recolectar.

Este año también ha sido el año que me casé. Cierro el blog por este año compartiendo mi felicidad con una foto de mi boda. Que todos tengáis unas felices fiestas y un buenísimo 2010.

Volveré a escribir a partir del 6 de enero.