El propietario de un proceso participativo

por Eugenio Moliní

El propietario de un proceso participativo es, en mi modelo, la persona que tiene el poder formal sobre la organización en la que el proceso participativo se va a dar y responsable de los resultados de ésta.  Por lo tanto es también la persona que se juega mucho poniendo en marcha el proceso. Si se decide por la vía de la participación, pone en manos de los participantes su puesto, su futuro profesional o político, y su prestigio. Es una persona que tiene mucho que ganar, pero que también puede perder mucho.

Para que esta persona abra un proceso participativo en su organización, tiene que hacer un acto de confianza en los participantes. Y si no ha tenido ninguna experiencia participativa previa, el propietario requiere apoyo para poder hacelo ya que tendrá muchas dudas, incertidumbres, y en ocasiones ansiedad.

Parte de mi trabajo consiste en apoyar al propietario para que disminuya su nivel de incertidumbre y ansiedad y pueda así confiar en el proceso que está pensando abrir. Esto lo hago de dos modos:

  1. Coaching Ejecutivo, para ayudarle al propietario a desarrollar la actitud y las habilidades necesarias para liderar participativamente.
  2. Ayudándole a definir los parámetros que delimitan el espacio dentro del cual el proceso participativo se dará: las Condiciones de Contorno, el Output Deseado y el Input al proceso.

Si por las razones que sea no se puede hacer bien este trabajo de preparación, el proceso participativo no podrá ser ser un método de trabajo profesional, eficaz y eficiente sino que será dejar las cosas al azar. Puede ir bien, pero también puede confirmar las fantasías catastróficas de toda persona con poder formal y responsabilidad por los resultados de cualquier organización: ha confiado en otros y no han estado a la altura de las circunstancias.

Pero si se prepara bien, un proceso participativo no supone un mayor nivel de incertidumbre que un proceso tradicional de trabajo. Por el contrario, es un método de trabajo mucho más eficaz y eficiente que los tradicionales (autoritarios, paternalistas, etc.) que supondrá una inyección de motivación, entusiasmo y compromiso que a su vez se reflejarán en los resultados de la organización. Además, el prestigio personal y profesional del propietario aumentará al haber cruzado el umbral de la incertidumbre y abierto el proceso desde la confianza en que los participantes producirían el Output Deseado dento de las Condiciones de Contorno por él definidas y transparentemente presentadas.