Elaboración participativa de estrategias organizacionales

por Eugenio Moliní

Hoy voy a ayudar al equipo directivo y a la junta de una organización (no tengo permiso de decir quiénes son) a elaborar una estrategia organizacional. Como siempre, a mí me intresa tanto el proceso de elaboración de la estrategia como la estrategia en sí. La razón de darle la misma relevancia al proceso como a la estrategia es que la fase de  elaboración ha de ser parte integral de la estrategia.

Si lo que se quiere es que empleados, colaboradores y otros actores sigan la estrategia después de elaborada, lo mejor es involucrarlos en su elaboración. Lo habitual es que la estrategia sea elaborada sólamente por la junta y el equipo directivo, para luego comunicársela a los empleados y otros actores que han de seguirla. Esta forma de proceder hace que la estrategia falle en su fase de implementación. En el mejor de los casos porque los empleados obedecen sin realmente hacer suya la estrategia. En el peor de los casos falla porque la comunicación no pasa de una arenga que deja a los empleados indiferentes. En cualquiera de los casos, el proceder habitual no invita a los empleados a aumentar su implicación, entusiasmo, iniciativa, creatividad … etc.

Yo trabajo con la elaboración participativa de estrategias organizacionales, lo que implica que el camino se hace con el mismo espíritu de implicación de todos que se espera conseguir en la fase de implementación de la estrategia. Según este proceder, el primer paso que tienen que dar las personas e instancias con poder y responsabilidad formal en la organización es definir las Condiciones de Contorno. 

Las Condiciones de Contorno constan de todo aquello que a priori no se puede o no se quiere cambiar y definen a su vez el espacio de participación al que se invita a empleados, colaboradores u otros actores relevantes para la elaboración de una estrategia con visos de éxito.

Definidas las Condiciones de Contorno, se comunican transparentemente a los invitados a elaborar la estrategia (lo cual requiere por lo general entrenamiento específico)  Las reuniones se dirigen con métodos y técnicas participativas que garantizan la involucración de todos los paticipantes. Así contribuye la sabiduría de todos a la elaboración de la estrategia, al mismo tiempo que la seinten suya ya antes de que esté terminada.

Los detractores de este procedimiento suelen decir que la participación alarga los tiempos de preparación. Mi experiencia es que a veces sí y a veces no. Pero que siempre acorta los tiempos de ejecución. También se gana siempre en motivación e implicación de empleados y demás actores.