Se va acercando mi boda … y yo a ella

por Eugenio Moliní

Esperando en el aeropuerto de Estocolmo – Arlanda a que salga mi vuelo para Barcelona me doy cuenta de que me quedan 10 días de trabajo intensivo hasta el 10, que cerraré el chiringuito hasta el 25. Me caso el 17 y quiero dejar espacio durante la semana anterior para entrar en contacto conmigo mismo, con Sílvia y con mi capacidad de amar y de dejarme amar.