Desde Subtopia 4

por Eugenio Moliní

Marco Helles, (origen finslandés) de la Cruz Roja Sueca, me cuenta en un aparte que lleva dos años trabajando con el Ministerio de Hacienda sueco para que se adapte a la nueva realidad multicultural se este país. Lo más intresante es el cambio que ha logrado introducir en los valores proclamados de Hacienda. La resistencia organizacional ha sido dura contra el cambio de una palabra en una frase. La frase antigua era ” Los ciudadanos deben pagar impuestos”. La nueva frase es “Los ciudadanos quieren pagar sus impuestos”. La consecuencia no es baladí: de ver su trabajo como controlador y castigador, ha pasado a ser apoyos para que los ciudadanos lo hagan bien, en lugar de buscar con lupa  las equivocaciones y castigarlas. Un cambio importante y sobre todo para los inmigrantes que no entienden de la burocraia del país de acogida.