Al Cesar lo que es el Cesar

por Eugenio Moliní

Estoy escribiendo en tiempo real en un taller para jóvenes emprendedores de 5 islas del Mediterráneo. Llevo toda la mañana conteniéndome por la discrepancia entre el encargo que nos han hecho de crear un espacio de aprendizaje para estos 36 emprendedores y la realidad con la que nos encontramos de la ocupación del espacio por las instituciones.  Pero sé que si no le damos al Cesar de las instituciones lo que le toca, no habrá forma de trabajar después enfocados a la tarea.

Esta tarde, después de comer, tenemos la intención de rompr la dinámica unidireccional que se ha creado en la sala haciendo algun ejercicio corporal de energización, para a continuación pasar a una reunión en Espacio Abierto (Open Space)  en la que los protagonistas serán los emprendedores, sus inquietudes y sus ilusiones.

Iré contando más esta tarde.

Acabamos de cerrar la sesión de tarde que ha discurrido en Espacio Abierto (Open Space) Ha sido interesante ver cómo el clima de trabajo en la sala iba mejorando a medida que los emprendedores entendían que la calidad de su aprendizaje dependía más e sus propias iniciativas y menos de lo que se les fuera alimentando desde fuera. También ha quedado claro quiénes son capaces de sostener, sin apoyos exteriores, su interés por aprender y quiénes no.