Queda un mes para mi boda!

por Eugenio Moliní

Queda un mes hasta mi boda y oscilo entre pensar que hay tanto trabajo que no tengo tiempo para casarme y que no tengo tiempo de trabajar porque me voy a casar. Y así estoy, entre los dos polos de mi existencia a través de los que busco la felicidad: la entrega al amor a Sílvia y la entrega a una tarea con un sentido más grande que yo mismo, que es mi trabajo. 

Darle al trabajo lo que es del trabajo al amor lo que es del amor.

Las dos próximas semanas me dedico de lleno al trabajo: Palma del 18 al 21, Estocolmo del 22 al 30 y algunas cosillas pequeñas desde el estudio en Brunyola hasta el 8/10

Después me abro al amor dedicándome íntegramente a la boda y todo lo que esto implica hasta el 25/10. Si en este período baja la fecuencia con la que escribo en este blog, ya sabéis la razón.