Web 2.0, Organización del trabajo e Innovación

por Eugenio Moliní

Hace ya años que mantengo un interés sobre lo que Internet y la WWW suponen de cambio de paradigma. Hasta ahora me he contentado con seguir a David Weinberger y a David Isenberg. Los dos me han inspirado mucho con sus ideas y diatribas. La web 2.0 ha ido apareciendo sin que yo me dedicase a investigar las posibilidades que abre y sin abrime a sus influencias. Hace unas semanas, a raíz del inicio de este blog, decidí adentrarme en el mundo de la web 2.0 y de las redes sociales. Ahora estoy siguiendo a Chris Brogan, de Julien Smith que han salido con el libro “Trust Agents” (Agentes de Confianza). Y tengo una pila más de enlaces que visitar.

Poquito a poco voy entrando en ello y emocionándome a medida que voy encontrando conexiones entre lo que toda esta gente dice y lo que yo ando diciendo sobre participación y equipos fluidos. Su discurso me ayuda a cuajar el mío. Comparto algunas de las conexiones que he visto.

En la web 2.0 es donde se están dando los saltos innovadores más importantes en estos momentos. Y no se están dando en foros en los que las personas se buscan por afinidad identitaria ni en aquellos en los que a las personas se las coloca. Se están produciendo en los foros en los que las personas se juntan en torno a intereses comunes.

Los que quieran crear en su empresa u organización un clima en el que la innovación pueda emerger, tienen que hacerlo reinventándose la forma de organizar el trabajo. De organizar a las personas en base a su posición en la organización o en base a su afinidad o identidad, hay que pasar a dejar que las personas se organicen conectándose según su interés.

La Participación Genuina y los Equipos Fluidos, que es a lo que nos dedicamos, funcionan sólamente si los miembros del equipo o los participantes en el proceso participativo se involucran y comprometen porque tienen inetrés propio en ello. El control por parte de la jeraquía se ejerce a priori definiendo las Condiciones e Contorno que enmarcan el trabajo de estas personas.

Sin interés habrá equipos mediocres y participación diluida. Sin Condiciones de Contorno habrá conversaciones interesantes o meriendas de caníbales.

Es  el interés canalizado por unas Condiciones de Contorno lo que hace que se emerja la creatividad, que quizás tenga como resultado alguna innovación.