GBE: Gestión basada en la evidencia

por Eugenio Moliní

Proveniente del campo de la medicina, la exigencia de aplicar el método científico a la práctica de la gestión está cobrando cada vez más auge.  Los principios de la GBE son parecidos a lo que yo sostengo y que quiero difundir con este blog. Me permito adaptar lo que dicen en www.evidence-basedmanagement.com:

  1. Busca los hechos y los datos puros creando una cultura de confianza que anime a tu gente a decir la verdad, por muy incómoda que sea. 
  2. Toma decisiones basadas en hechos y datos – lo que implica la búsqueda de evidencia y el uso de la misma como guía de acciones y decisiones.
  3. Concibe tu organización como un prototipo inacabado. Invita al “aprendizaje en la acción y la interacción” así como a la experimentación.
  4. Medita colborativamente sobre los riesgos y las desventajas de las propuestas que se hagan. Registra y documenta los efectos y resultados de las acciones llevadas a cabo.
  5. Evita la toma de decisiones basándote en creencias arraigadas pero no confontadas con la realidad, en lo que siempre has hecho o en la copia  (bench-marking) acrítica de lo que tus competidores de éxito están haciendo.

Yo me siento ambivalente ante el emergente GBE. Por una parte estoy totalmentede acuerdo con lo que postulan. Es uno de los principios Gestalt básicos: date cuenta de lo que está sucediendo y de cómo lo filtras y coloreas para interpretar la realidad a tu modo. Por otra parte soy crítico de la adopción del método científico como única vía de recogida de datos y de registro de conexiones entre causa y efecto.

Tengo que meditar más sobre la cuestión de la práctica basada en la evidencia, ya que es un emergente con fuerza en todos los campos de práctica profesional.

Por ejemplo, Kerstin Hopstadius del Taos Institute indforma desde el Congreso Internacional de Terapia Familiar en Tällberg (Dalecarlia), en donde vió claramente que la práctica de la terapia familiar basada en la evidencia también está en auge. Los debates en torno a este tema fueron interesantes y candentes, más o menos en la misma línea que mi ambivalencia. Estoy seguro de que las contribuciones de Kerstin fueron interesantes, ya que es una figura importante dentro del Construccionismo Social.

Kerstin y yo solemos coincidir en los encuentros de la red de profesionales sistémicos que ha surgido en torno a la Editorial Mareld (Estocolmo).