Motivación genuina, desesperación y manipulación

por Eugenio Moliní

Aparte de la lista que he hecho antes, hay tres tipos generales de motivación que mueven a los clientes que nos llaman:

  1. Los genuinamente motivados son los que, siempre con algo de sana ambivalencia, tienen la voluntad de aprender a gestionar desde la confianza y están convencidos de que la participación y los equipos fluidos son la respuesta.
  2. Los desesperados que, sin resultados, han probado de todo para cambiar su empresa u organización y están dispuestos a probar nuestra alternativa, no como un plato de gusto, sino porque no se les ocurre otra.
  3. Los manipuladores, que están dispuestos a a cualquier cosa para conseguir que las personas, sin darse cuenta, hagan lo que ellos quieren.